El sábado 19 de septiembre se realizó una misa presidida por los Obispos de Quilmes, Mons. Carlos José Tissera y Mons. Marcelo Margni, en memoria de los 44 años de creación de la Diócesis de Quilmes y asunción de su primer Obispo, el Siervo de Dios Jorge Novak svd.

La Diócesis de Quilmes fue fundada el 19 de septiembre de 1976, por Bula Ut Spirituali: Christifidelium utilitati de Pablo VI, abarcando los partidos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela. Fue reconocida por el Poder Ejecutivo Nacional por Ley N° 21.531 el 17 de febrero de 1977. Fue un tiempo especialmente desafiante para la realidad social, política y eclesial, en el contexto de la última dictadura militar (1976-1983).

Por las restricciones para las convocatorias sociales y celebraciones litúrgicas presenciales (por la pandemia Covid-19), la misa fue transmitida en directo por los sitios oficiales de la Diócesis de Quilmes: youtube.com/DiocesisQuilmesOficial y facebook.com/DiocesisQuilmes. A través de estos medios se invitó a toda la feligresía de la Diócesis de Quilmes, a unirse en acción de gracias a Dios por los dones con que ha enriquecido a esta porción de su pueblo.

La celebración se realizó bajo el lema “44 años caminando juntos en la alegría del Evangelio”, en el marco de la animación del Tercer Sínodo Diocesano, que durante el presente año anima la reflexión en torno al diagnóstico de la realidad socio eclesial.

Al hacer memoria de la rica historia de la Diócesis de Quilmes, también se realizó una acción de gracias por la figura del primer pastor de la Diócesis, el Padre Obispo Jorge Novak svd, quien, junto a la generación fundadora, puso las bases de la animación pastoral de la Iglesia Quilmeña, orientada por los cuatro cauces que animan su acción evangelizadora: la Opción por los pobres, el Ecumenismo, los Derechos Humanos y la Misión permanente.

Víctor Hirch svd