Con una misa presidida por el arzobispo de Mendoza, Mons. Marcelo Colombo, la diócesis de Quilmes recordó a su primer obispo, Mons. Jorge Novak, a 20 años de su muerte.

La diócesis de Quilmes celebró el 9 de julio una misa en memoria del siervo de Dios Jorge Novak SVD, primer obispo de la diócesis, al cumplirse 20 años de su fallecimiento.

La Eucaristía tuvo lugar en la capilla del obispado y fue presidida por el arzobispo de Mendoza, Mons. Marcelo Colombo. Concelebraron el obispo de Quilmes, Mons. Carlos José Tissera, el obispo auxiliar, Mons. Marcelo Julián Margni, el obispo emérito de Río Gallegos, Mons. Juan Carlos Romanín SDB, el provincial de los Misioneros del Verbo Divino, P. Marcelo Cattáneo SVD, y el canciller de la diócesis, padre Armando Dessy.

La misa en memoria y acción de gracias fue transmitida en vivo a través de YouTube y Facebook, y contó con la animación de los miembros de la Comisión de Memoria del primer obispo de Quilmes, que se conectaron a través de la plataforma Zoom, y compartieron diferentes gestos para homenajear a Jorge Novak.

El lema que guió esta celebración fue “El dolor de mi pueblo me convirtió en Pastor”. En ese sentido, Norma Romero, el diácono Héctor Salatino, y Mons. Colombo, recordaron momentos de la vida y el ministerio de Novak y resaltaron su presencia permanente, su humildad y cercanía.

Mons. Colombo, además, hizo memoria de los primeros años de la diócesis, cuando recién abría la curia, momento en que “los familiares de desaparecidos venían con su dolor a ver a Novak y pedir su intervención; y todos se encontraban con alguien que los escuchaba, que los comprendía y que les daba razones para seguir esperando: transmitía una esperanza habitada por Dios”.

El arzobispo de Mendoza resaltó también la fortaleza y convicción del siervo de Dios: “Cada vez que lo vimos exigido por su enfermedad y por dolores físicos, lo vimos volver a empezar, ponerse de pie y retomar su misión incansable de buen pastor”. “En mi tarea de pastor en Orán, La Rioja y Mendoza, ante desafíos importantes, me sentí iluminado por Jorge Novak. En mi época de seminarista recuerdo que algunos nos llevábamos por las noches las cartas pastorales a la habitación, porque eran largas, y una vez le preguntamos «¿Será que todos las leen?». Y él respondió «Con que uno me lea estoy hecho, porque yo para ese estoy escribiendo y sé que a ese lo puedo ayudar»”.

“Muchas veces siento que cuando tomás el tiempo de escribirle a una persona, a través tuyo recibe tantas cosas de Dios que no imaginás… En muchas oportunidades he vivido esa presencia misteriosa de Novak que me conecta con el pasado, con el presente y con el futuro”, reflexionó.

Por su parte, Mons. Tissera, compartió el saludo del obispo de Añatuya, Mons. José Luis Corral SVD, anterior provincial del Verbo Divino, e hizo presente al obispo emérito de Quilmes, Mons. Luis Teodorico Stöckler. Al tiempo que agradeció la presencia de los obispos y sacerdotes presentes y saludó a todo el pueblo de Dios que camina en Quilmes, Berazategui y Florencio Varela.

(Fuente: Aica)


Palabras de bienvenida de Mons. Carlos José Tissera, obispo de Quilmes, antes de comenzar la celebración eucarística

“Buenas tardes hermanas y hermanos,

Damos la bienvenida al padre Obispo Marcelo Colombo, arzobispo de Mendoza, postulador de la causa del Siervo de Dios padre Obispo Jorge Novak y también queremos agradecer a la Comisión Homenaje, como ha dicho el P. Armando Dessy y los ha presentado, agradecer la presencia del padre Provincial de la Congregación del Verbo Divino, el padre Cattáneo que está con nosotros aquí, la presencia del padre Obispo Juan Carlos Romanín, la presencia de la familia religiosa, porque fueron los religiosos que nos regalaron a este padre Obispo Jorge Novak y la Congregación del Verbo Divino, que él amó tanto y que nos regaló un gran misionero.

Quiero, con el P. Maxi, unirme a la oración de todo el pueblo de Quilmes, para que el Señor, por medio de nuestro padre Obispo, nos dé un corazón fraterno en estos momentos que vive nuestro país y la humanidad entera. El evangelio se haga carne en nuestras vidas, para construir un mundo más fraterno, más justo, solidario.

Y les invito a todos, entonces, que nos unamos también a la familia del padre Obispo Jorge, que están presente también de esta manera con nosotros, a Tarsicio, Teresa, sus sobrinos, los sentimos muy cercanos y todos agradecidos por haber regalado un hijo de su familia al servicio de la iglesia y de la humanidad”.


Palabras de agradecimiento de Mons. Tissera al finalizar la eucaristía

“Gracias P. Marcelo (Colombo), tus palabras tan hermosas que realmente han caído al corazón de todos, con un espíritu de agradecimiento. Gracias como lo dije al iniciar, los presentes aquí en esta capilla del obispado, que ha sido testigo de tantos días que transcurrió el padre Obispo Jorge aquí, días esplendorosos y también días de mucho dolor y seguramente muchas noches, porque era un hombre de oración, y a la madrugada lo encontraba él rezando acá en este lugar. Que él siga intercediendo por nosotros.

Agradecerle también quien ha estado presente con su oración, el P. Obispo Luis Stöckler, que quiso que les trajera a todos sus saludos.

También se ha hecho presente el actual obispo de Añatuya, el P. Obispo José Luis Corral, anterior Provincial de la Congregación del Verbo Divino, que nos decía:

Me uno a toda la Diócesis de Quilmes en esta memoria de los 20 años de la Pascua del padre Obispo Jorge Novak, que acompañó el nacimiento y consolidación de aquella porción de la iglesia en Buenos Aires. Que su testimonio y entrega sigan inspirándonos en el servicio de pastoreo y en el compromiso con el Reino, para que todos sientan su presencia y cercanía que impulsa a construir una gran familia, sin exclusiones, reconciliada, que camine por sendas de justicia y paz.
Un abrazo para vos, el padre Obispo Maxi y la comunidad Quilmeña. Oro a la Madre Inmaculada por sus intenciones, por nuestra Patria, para que siendo artesanos de nuevos vínculos desde el bien común, nos encontremos en un proyecto y destinos compartidos.

El agradecimiento también del P. Francesco Ballarini, desde Italia, temprano ya, a la hora de fallecimiento del padre Obispo, se comunicaba conmigo para transmitir a todos también su saludo y sus recuerdos del padre Obispo Jorge.

Muchas gracias a todos y el beso, el cariño, particularmente a Tarsicio y Teresa –los hermanos del padre Obispo Jorge–, nuestro aplauso desde aquí a la familia Novak. Muchas gracias”.



Video de la misa del 20º aniversario de Jorge Novak (9 de julio 2021)

(Fotos y video: Obispado de Quilmes)